Un viaje sin retorno - TN23NOTICIAS

Un viaje sin retorno

18 de Noviembre 2018

Ley búsca rapidez, eficiencia en la investigación de desapariciones de mujeres.

Como todos los días Marisabel se levantó muy temprano, preparó su almuerzo y salió rumbo al trabajo. En el transcurso del día afrontó varios problemas y a pesar de ello mantuvo la cordura y la sonrisa, al llegar las 17 horas salió rumbo a su casa a descansar, pero nunca llegó.

El reloj de su casa marcaba las 23 horas y le pareció extraño a doña Teodora, que su hija no había llegado y tampoco llamó por el celular para informar su retraso. El nerviosismo se apoderó de la ama de casa.

Los segundos se convirtieron en minutos y éstos en horas, la aflicción era mayor y la preocupación no permitía que la madre pudiera pegar un ojo, por lo que se levantó de su cama, se arregló y salió con rumbo a la comisaría más cercana de la Policía Nacional Civil (PNC), para denunciar la desaparición, pero tuvo que esperar 48 horas para iniciar los procesos de investigación.

Esta es la realidad de muchas mujeres, quienes previo a la instalación de la alerta Izabel-Claudina se desconocía su paradero.

Esta alarma surge por la insistencia de los padres de María Isabel Véliz Franco y Claudina Isabel Velásquez Paíz, quienes incansablemente se dieron a la tarea de esclarecer los asesinatos de sus hijas, logrando la creación de una herramienta que agilizará los procesos de búsqueda entre el Ministerio Público (MP), Policía Nacional Civil (PNC), Procuraduría General de la Nación (PGN), Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex), Dirección General de Migración (DGM), Secretaría contra la Violencia Sexual y Trata de Personas (Svet), Pastoral Social de Alta Verapaz, y Convergencia Cívico-Política de Mujeres.

Las entidades encargadas han puesto al servicio de todos los guatemaltecos la línea telefónica 1572, donde inmediatamente oficiales policiales tomarán la denuncia; seguidamente generarán un afiche con la fotografía y datos de la mujer desaparecida. Éste es enviado a todas las instituciones gubernamentales participantes para iniciar las investigaciones y seguimiento necesario fuera de las fronteras.

De no encontrar a las desaparecidas, se continúa la búsqueda. En caso contrario se le brinda la atención necesaria y se desactiva la alerta por medio de un boletín donde sale la palabra localizada.

Estadísticas del MP muestran que tres mujeres desaparecen a diario, explicó Alejandro Chang el Coordinador de Análisis de la Fiscalía de la Mujer del Ministerio Público.

Para Carlos Pop abogado en Derecho Internacional, el hecho que una persona ha desaparecido en horas y se active la alarma se limita la posibilidad que le hagan daño, aseguró.

 

https://www.youtube.com/watch?v=I6Hg7lj7QVQ

Joven trabajadora

María Isabel Véliz Franco en el 2001 tenía 15 años, era una estudiante promedio que tenía muchos sueños, entre ellos ser un piloto aviador. Al finalizar el año escolar, decidió pedir permiso a su mamá Rosa Franco Sandoval, para trabajar de vacacionista en una tienda de ropa, ubicada en la Sexta Avenida de la zona 1.

El 16 de diciembre de ese año fue la fecha donde doña Rosa empezó su suplicio. Al medio día le llevó comida, fue cuando la chica comentó que un compañero la llevaría a su casa cuando salieran del trabajo. Ese día la jovencita no llegó y la madre fue a la tienda al siguiente día para averiguar algo de su hija.

Al no tener información, acudió a la PNC a interponer una denuncia, pero sus suplicas no fueron escuchadas porque los agentes indicaron que debía esperar de 24 a 72 horas, para comprobar la desaparición.

Ese mismo día en la emisión nocturna de Noti 7, la afligida madre vió la noticia donde apareció el cuerpo de una muchacha, fue cuando comprobó que era su hija.

“Lo que yo quiero es que ayude a otras personas, gracias a Dios ha funcionado la alerta”

La futura abogada

En el 2005, Claudina Isabel Velásquez Paiz tenía 19 y estudiaba el cuarto semestre de la carrera Derecho en la Facultad de Ciencia Jurídicas y Sociales de la Universidad de San Carlos, comentó Jorge Velásquez, padre de la víctima.

Ella salió a estudiar el 12 de agosto de 2005 y luego de varias llamadas para saber su ubicación, la muchacha indicó que estaba en la casa de una amiga donde se realizaba una fiesta y que pasadas la media noche llegaría a su hogar.

A las 2 de la mañana del 13 de agosto, la madre de un amigo llegó al hogar de la familia Velásquez para comentar acerca del paradero de Claudina. Asimismo, explicó que ella se comunicó con ella pero escuchó gritos donde decían “no”.

Seguidamente los padres salieron para interponer la denuncia ante la PNC, pero la respuesta fue parecida al caso anterior, donde tenían que esperar el tiempo estipulado.

La búsqueda siguió, el tiempo se fue como el agua en esa madrugada y con los primeros rayos de sol, la familia logró saber el lugar donde estaba el cuerpo de la señorita. Éste era la morgue.

 

 

“La alerta da una oportunidad de vida, para aquellas personas como mi hija puedan estar en peligro”. Jorge Velásquez/ Padre Claudina

 

 

Reporte del clima

Señal en vivo

Cargando...