168 familias afectadas por erupción volcánica reciben viviendas

15 de Mayo 2019

Según las autoridades, para noviembre se habrá concluido con la construcción de mil casas.

En el marco del Día Internacional de la Familia, autoridades de Gobierno, encabezadas por el presidente Jimmy Morales, entregaron este miércoles los primeros 168 títulos de propiedad a igual número de familias afectadas por la erupción del volcán de Fuego, en junio pasado.

El acto se llevó a cabo en el proyecto habitacional La Dignidad, en la finca La Industria, en Escuintla, donde se prevé edificar un total de mil viviendas para los damnificados de la tragedia, que el 3 de junio de 2018 dejó 201 personas fallecidas y no menos de 229 desaparecidas.

Durante su intervención, el mandatario agradeció el trabajo de todas las entidades y voluntarios que contribuyeron y siguen apoyando en la atención de quienes perdieron sus casas y otras pertenencias.

La emergencia nos unió para trabajar y algunos siguen trabajando duramente para hacer realidad obras, como la que vemos aquí”, dijo el jefe de Estado.

Además, destacó la paciencia de quienes permanecen en los Albergues de Transición Unifamiliares (ATU), a la espera de poder contar con una residencia digna.

Por su parte, el ministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV),  José Luis Benito, indicó que el total de casas estarán listas en noviembre, y que estás se irán entregando por fases, en lapsos de uno o dos meses de diferencia, hasta completar la tarea.

El Gobierno otorgó el proyecto a la empresa V&T, S.A., la cual  ganó la licitación por Q172 mil 76 millones.

Las características

 De acuerdo con el CIV, cada casa cuenta con dos dormitorios, sala-comedor, cocina, baño y área para lavandería, en un área de 84 kilómetros cuadrados y con soporte para un segundo nivel.

El costo estimado de cada inmueble es de Q116 mil 185, según las autoridades.

Violenta Erupción

El 3 de junio del 2018, el coloso de fuego ocasionó una erupción que ocasionó el descenso de gigantescos flujos piroclásticos que arrasaron con poblados enteros. Muchos corrieron y pudieron salvar sus vidas, pero otros no lo consiguieron.

Según cifras oficiales, la erupción volcánica dejó 201 personas fallecidas y 229 desaparecidas. Además, las autoridades y cuerpos de socorro debieron evacuar a 12 mil 823 personas. En la actualidad dos mil personas continúan viviendo en albergues en Antigua y Alotenango, Sacatepéquez.

 

Reporte del clima

Señal en vivo

Cargando...