Nosotras que nos queremos tanto - TN23NOTICIAS

Nosotras que nos queremos tanto

08 de Julio 2019

Marcela Serrano

(Santiago de Chile, 1951). Esta novelista, hija de escritores, se dedicó en un principio a las artes plásticas y no publicó su primera novela, Nosotras que nos queremos tanto, hasta 1991, siendo la revelación de ese año.

 

Se sitúa en el Chile de 1990 cuando el país retorna a la democracia después de la larga dictadura pinochetista. Esta es una historia de mujeres que hablan fundamentalmente de las mujeres, sus problemas y su situación en la sociedad. Un largo recorrido por el  mundo de la mujer a través de muchas historias, fundamentalmente las de las cuatro protagonistas: Ana, María, Isabel y Sara. Estas cuatro mujeres, profesionales , situadas en la mitad de sus vidas, se reúnen en una casa junto a un lago para contar sus experiencias . Momentáneamente lejos de sus ataduras familiares hablan con verdad y desinhibición. Son grandes amigas y han pasado mucho. La política está muy presente pues todas han militado o militan en diferentes frentes. Se tocan muchos temas, pero sobre todo los que atañen a su condición, a su relación con los hombres (matrimonio, infidelidad, sexo), los hijos, los afectos, donde cabe el amor, el dolor, el desengaño, la compasión y la amistad más profunda. La novela está escrita hace veintidós años y la acción se centra fundamentalmente en el pasado de sus vidas: en su infancia, en su juventud convulsa, sus inicios en la política. De los años cincuenta a los ochenta. Su vida está marcada a fuego por la experiencia socialista de Allende, el golpe militar de 1973 y la posterior dictadura y exilio para algunas de ellas. Es de suponer que la situación de las mujeres desde entonces hasta nuestros días ha cambiado a mejor por lo menos algo. También hay que tener en cuenta que la acción se desarrolla en Chile, un país latinoamericano, que a pesar de ser de los más evolucionados, posee tradiciones diferentes a las nuestras. Bueno, de eso ya hablaremos, pues a mí hay cosas que me han llamado la atención.

 

Ana, la que queda más a la sombra y la más estable, es la narradora en primera persona. A lo largo de la novela va dando paso a diferentes historias en diferentes momentos. Cede su voz a sus amigas y a otras mujeres. Sólo en algún momento se convierte en protagonista. La que mayor protagonismo tiene en la historia es María, una “niña bien” rebelde, compleja, inadaptada, con una gran carga psicológica en su proceder. Pero también conoceremos la  historia de Isabel, más tradicional, con cinco hijos y la de Sara, una mujer que crece entre mujeres, lo que la marca y la inclina a una lucha feminista y que en el amor no tiene mucha suerte con los hombres. Entre medias, como ya he dicho, muchas otras historias de muchas otras mujeres: hermanas, amigas, compañeras…

Reporte del clima

MK MK

Señal en vivo

Cargando...