Dos mujeres ayudan a encontrar al asesino de una joven 30 años después tras charlar en un parque acuático - TN23NOTICIAS

Dos mujeres ayudan a encontrar al asesino de una joven 30 años después tras charlar en un parque acuático

03 de Diciembre 2019

Mandy Stavik fue violada, golpeada y ahogada en un río el Día de Acción de Gracias de 1989 pero su caso quedó en punto muerto hasta 2013.

El caso de Mandy Stavik, una universitaria de 18 años que apareció muerta el 27 de noviembre de 1989 después de salir a correr el Día de Acción de Gracias en Acme, Washington, EE.UU., se resolvió gracias a la conversación de dos mujeres que compartieron sus sospechas sobre el posible asesino 30 años después.

Ambas madres tuvieron esa charla cuando se encontraron en un parque acuático y ofrecieron entrevistas respecto a este crimen durante un programa especial que la cadena estadounidense CBS emitió el pasado 30 de noviembre.

Stavik fue violada, golpeada y ahogada en un río y su cuerpo fue encontrado tres días después de su desaparición. A pesar de tener las muestras de ADN del agresor, los detectives no pudieron encontrar al asesino.

El caso quedó en punto muerto hasta 2013, cuando Merrilee Anderson y Heather Backstrom señalaron como posible sospechoso a Timothy Bass tras conversar sobre ese hombre: ambas mujeres estimaban que habría matado a esa joven porque las acosó posteriormente.

Nuevo sospechoso

Tras esta declaración, la Policía investigó a ese varón, que tenía 52 años y trabajaba como conductor en una panadería ubicada a unos 30 kilómetros de Acme: recurrieron a una de sus compañeras de trabajo para obtener muestras de su ADN.

Esa mujer, Kim Wagner, se hizo con un vaso de plástico y una lata de Coca-Cola que utilizó Bass y las entregó a las autoridades: el ADN coincidió con las muestras obtenidas en 1989 y arrestaron a Bass el 12 de diciembre de 2017.

La sentencia

El Tribunal Superior del condado de Whatcom declaró a Timothy Bass culpable de secuestrar, violar y asesinar a Mandy Stavik tras un juicio de tres semanas que terminó el 24 de mayo de 2019 y el condenado fue sentenciado a 27 años de prisión.

Este reo mantiene que es inocente y apeló su condena. A la espera de esa resolución, se encuentra encarcelado en el Centro Correccional de Clallam Bay.

Reporte del clima

Señal en vivo

Cargando...