Gobernador de Texas envía a un grupo de indocumentados a Washington

Gobernador de Texas envía a un grupo de indocumentados a Washington

13 de abril 2022

Greg Abbott inició su promesa de enviar migrantes indocumentados que solicitan asilo a la capital del país como medida de protesta contra la Administración Biden.

El migrante venezolano José Alejandro Rivero y su grupo familiar arribó este miércoles a una de las puertas de la estación Unión Station, en Washington DC, después de 30 horas de camino en autobús emprendido el lunes desde Del Río, Texas.

“Pasamos el Río Bravo y fue algo difícil, pero el gobierno consiguió este autobús para traernos hasta aquí”, dijo Rivero a un noticiero local, con aparente desconocimiento de la motivación política atrás del traslado que empezó el lunes en la frontera sur hasta llevarle hoy a la capital nacional.

Cumple su promesa

El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, cumple con este primer envío su palabra de mandar a Washington a inmigrantes indocumentados que llegan a Texas para pedir asilo. La máxima autoridad del estado fronterizo ha dicho que enviaría hasta 900 buses con inmigrantes, según han consignado medios nacionales.

Su decisión -ha dicho- es en rechazo a las directrices de la administración del presidente demócrata Joe Biden en el tema migratorio, especialmente en cuanto al fin del Título 42 previsto para el 23 de mayo.

Reacciones

Sobre el arribo de los migrantes a la capital nacional, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo en rueda de prensa este miércoles que todos los enviados en el autobús por el gobernador de Texas, “están en procesos de inmigración, lo que significa que están en contacto con las entidades apropiadas del gobierno federal sobre sus casos”.

La vocera recalcó que “nadie puede ser subido a la fuerza a un autobús” cuando tiene un proceso abierto ante las autoridades del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), lo que significaría que tienen derecho a optar por esta medida solo de “subirse voluntariamente a un autobús” cuando esté en consonancia con una decisión personal.

Psaki reiteró que la “política y la ley de inmigración son supervisadas por el gobierno federal y no por el gobierno estatal”, por mandato de las leyes.

Asistencia humanitaria en la capital

La llegada del autobús cargado con solicitantes de asilo provenientes de Venezuela, Nicaragua, Cuba y Colombia, como informó la cadena Fox News, tomó por sorpresa a organizaciones pro inmigrantes en la capital. Pero el servicio de Caridades Católicas se aprestó al sitio cercano al Capitolio para ofrecer asistencia.

La religiosa Charlotte Wagner, de Caridades Católicas, dijo que la asistencia consiste en asesoría y apoyo básico puesto que muchos no tienen como destino Washington DC sino otras ciudades alejadas de la capital nacional, por lo que se estaban buscando logística para esa movilización hacia donde puedan tener apoyo de sus familiares.

“Están cansados, tienen hambre. Necesitan ropa, una ducha. Piden una muda de ropa”, dijo la religiosa a la cadena de televisión.

Cuando las decenas de inmigrantes llegaron a Washington, se despojaron de los brazales amarillos que utilizan en los centros de acogida, pero conservan los sobres con la documentación para el proceso de petición de asilo que tendrán que seguir ante los jueces de inmigración.

Con información de la Voz de América (VOA)

 

 

 

 

Reporte del clima

Señal en vivo

Cargando...